Cochinita Pibil, el plato más famoso de la Península de Yucatán

La cochinita pibil es la joya de la gastronomía maya. También es el plato más famoso de la Península de Yucatán, situada en la región sureste de México.


Su preparación tradicional consiste en marinar primero la carne de cerdo en un zumo de cítricos muy ácido, concretamente de naranjas amargas. A continuación, se añade su ingrediente más importante, la pasta o polvo de achiote (también conocido como achiote), que le da su color rojo anaranjado quemado y su sabor seco y terroso.


Finalmente, la carne se envuelve en hojas de plátano y se asa. Debido al alto contenido en ácido del adobo y al lento proceso de cocción, incluso los trozos de carne más duros quedan completamente tiernos.


Las principales diferencias entre las recetas mayas tradicionales y las modernas suelen estar en el método de cocción. Los mayas entierran la carne de cerdo marinada envuelta en hojas de plátano a un metro de profundidad y encienden un fuego sobre ella, de modo que el calor de las brasas cocina la carne como en un horno.


Esta forma de cocinar la carne le da su nombre, ya que "pib" significa "enterrado" en la lengua maya.


¿Cuál es la mejor manera de disfrutar de la Cochinita Pibil?


La cochinita pibil se come sobre todo en tacos o sándwiches, cubierta con cebollas rojas encurtidas, frijoles negros y una salsa habanera tradicional, hecha con chile habanero, uno de los pimientos más picantes del mundo.


En Mexicana, traemos estos sabores auténticos a Suiza, donde también puedes disfrutar de nuestra Cochinita Pibil en nuestros burritos, quesadillas y nachos.